sábado, 19 de abril de 2014

HIDROELECTRICA SALKA PUKARA - CANCHIS EN DEBATE

Suscriben convenio clandestino con empresa española para privatizar Salka Pukara:

HIDROELECTRICA EN

CANCHIS EN DEBATE

Desconocen acuerdos de actas de la Provincia de Canchis con la PCM y GR Cusco, acerca de los estudios e inversiones para la central hidroeléctrica.

Lo que no se atrevió Alan García en su periodo, frente a la enérgica respuesta del pueblo de Canchis, que emprendió una cruenta huelga indefinida, que paralizó no sólo la provincia, sino la interconexión con Arequipa y Puno, rechazando los términos entreguistas y antiambientales de una concesión para la construcción de la Central Hidroeléctrica de Salka Pukara, acaba de ser suscrito alegremente y entre gallos y media noche por el Rene Concha Presidente provisional del Gobierno Regional y Edward Yábar Responsable de la CEPRI, sin consulta y transparencia alguna como señala la ley en estos casos, peor aún desconociendo actas suscritas por la PCM de entonces, acaban de suscribir un “convenio” con entidades españolas que se encuentran detrás de los intereses de EGE Cusco, que es la interesada de este proyecto hace más de una década.

Como recuerda el pueblo del Cusco, todos los alcaldes distritales y provincial de Canchis, junto a las organizaciones sociales agremiados en el Frente Único de Defensa de los Intereses de Canchis, decretaron una paralización indefinida, oponiéndose a lo que ellos consideran una privatización de los recursos hídricos que afectaran gravemente su agricultura y seguridad en la parte baja de la Cuenca del Río Salka Pukara.

El enfrentamiento social y las irreparables pérdidas económicas, fueron de tal magnitud que obligaron a que el Presidente del Consejo de Ministros Yehude Simon junto a los Ministros de Agricultura y Energía y Minas Pedro Sánchez, se vieron obligados a presentarse en el Salón Consistorial de la Municipalidad Provincial de Canchis, ante centenares de delegados de las organizaciones profesionales y autoridades, para recoger sus demandas y suscribir acuerdos, que ahora fueron desconocidos por René Concha y compañía.

Uno de los principales argumentos de la población canchina, para rechazar el proyecto, es que el expediente de la Central Hidroeléctrica de Canchis, que supuestamente cuenta con los Estudios de Impacto Social, Licencia Social, los componentes hidráulicos, energéticos y agropecuarios, no es de conocimiento de los pobladores de toda la zona de impacto. EGE Cusco la empresa concesionaria pensó que pagando algunos soles a escasos comuneros de la parte alta de la cuenca, así como la sospechosa y veloz aprobación de la documentación por parte de los funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, era suficiente para la licencia social y técnica.

Fue tan contundente la argumentación técnica de los profesionales de la región y la provincia, que Yehude Simon Primer Ministro y Pedro Sánchez Ministro de Energía y Minas, cusqueño de nacimiento, tuvieron que aceptar que efectivamente: La Provincia y la Región del Cusco no están en contra de la construcción de una central hidroeléctrica y sus correspondientes programas agrarios y de riego. Pero que no se puede aceptar y pasar por encima la falta de un Estudio de Impacto Ambiental de carácter integral, es decir en la parte alta y baja de la Cuenca del Salka Pukara, la carencia de programas de mitigación a los impactos ambientales e hídricos, así como que no existe una propuesta clara de compensación económica, infraestructura agrícola y de riego por parte de EGE Cusco, entre otros, para los afectados y el conjunto de la provincia.

Por estos fundamentos suscribieron un acta la PCM y Energía y Minas, junto a Hugo Gonzales Presidente Regional y los funcionarios del Plan Meriss de entonces, el Frente de Defensa, alcaldes, comprometiéndose a resolver la demanda canchina y señalando la necesidad de cumplir los requisitos y estudios básicos, garantizar propuestas compensatorias, estudios y expedientes que por otro lado debían contar con la presencia de delegados de la provincia y región, como parte del equipo consultor y profesional responsable de los estudios. Salió la norma legal con lo aprobado, pero nunca fueron convocados los representantes cusqueños, volvieron las andanzas entre la empresa y los funcionarios de Energía y Minas.

De manera tal que el convenio que profusamente fue propagada por medios ligados a la empresa, pero que no conoce la provincia y la representación regional, desconoce actas y compromisos de la PCM, el Ministerio de Energía y Minas, el Gobierno Regional y el Plan Meriss, FUDI Canchis; es una maniobra de grupos empresariales, que buscan sorprender y aprovechar la ignorancia de la actual gestión regional, pero sobre todo demuestra que estas autoridades y funcionarios, se han puesto del lado de los negociados. En resumen quieren aprovechar la crisis política de la región, para sacar provecho y ganancia sobre las espaldas de los comuneros y la provincia de Canchis.

Desde el fin de semana, en la Provincia de Canchis, autoridades y las organizaciones sociales, vienen convocando a una asamblea a fin de recabar información de las actas clandestinas de René Concha y Edward Yábar con EGE Cusco acerca de Salka Pukara, hecho que abrirá un nuevo frente social de protesta en toda la región. En el Consejo Regional los representantes también exigirán información y transparencia sobre el caso.

PURA CASUALIDAD: Finalmente no debe resultar extraño que Saúl Yábar Pacheco, uno de los representantes de EGE Cusco, empresa interesada en el negocio, tenga el mismo apellido que Edward Yábar, el Responsable de la CEPRI que ha vendido el convenio a René Concha.

 

lunes, 7 de abril de 2014

De alcaldes a Presidente Regional del Cusco



De alcaldes a Presidente Regional del Cusco


Jesús Manya Salas

Cerca de cinco alcaldes provinciales y distritales han renunciado a sus cargos, para emprender la tarea de candidatear y tentar el sillón regional, mucha gente considera que es un proceso normal de desarrollo político de las personas, pero como veremos ellas tienen sus aristas positivas y negativas que deberán ser evaluadas, aunque finalmente quien defina la circunstancia serán los electores con su voto.

El lado positivo de estas candidaturas viene del hecho, de escalar un peldaño experimental en la gestión pública, muchos de ellos con una o dos gestiones municipales en sus hombros, demuestran que ya conocen el manejo de la cosa pública y que por tanto sólo tienen que actualizar su experticia, de ellos la población no tolera ni espera un aprendizaje, sino que exige una rápida respuesta en la resolución de los problemas y demandas que los aquejan.

Otro escenario es que ellos, conocida su experiencia gubernamental, tienen poco que callar u ocultar, por cuanto han estado en todos estos años, en el ojo y escrutinio de la opinión pública, todos saben y sabemos de la calidad de propuesta que enarbolan, del equipo o personalismo con que manejaron la gestión, así como su papel frente a los hechos de corrupción, en consecuencia sus credenciales están más claras y públicas que un candidato desconocido o nuevo del que poco o nada se conoce.

En dónde pueden radicar sus dificultades, primero en su visión fragmentada de la realidad. Sería funesto una visión localista y provincialista de una gestión regional, considerando que más allá de su voluntad siempre existe la tendencia humana del apego al terruño y el compromiso electoral con los más cercanos de vivencia.

Si ellos pensaban ahora como estrategia electoral, levantar las banderas de un liderazgo provincial frente al centralismo de la ciudad capital, esta votación diluirá sus pretensiones en varias votaciones, Benicio Ríos buscará representar al electorado del Valle Sagrado, Ricardo Cornejo a Canchis y Canas, Mario Condori a Paucartambo y Quispicanchi, Oscar Mollohuanca a las Provincias Altas y Julián Incaroca parte del Cusco, con lo cual el mito del voto provinciano cerrado simplemente no existirá, pasando el electorado de Cusco ciudad y La Convención a ser la cabeza determinante por su volumen electoral.

La única forma de revertir esta dificultad, es con una buena candidatura a la Municipalidad Provincial del Cusco, hecho complicado considerando que los principales caudillos electorales de la ciudad, están comprometidos con sus propios movimientos como Lucho Flores y Carlos Moscoso respectivamente.


Finalmente la proliferación de candidaturas provinciales y citadinas para la región, puede dificultar un triunfo en primera vuelta de cualquiera de ellos, abriendo las puertas para una segunda votación, balotaje que ya requiere otra estrategia electoral que permita sumar votos a través de alianzas programáticas y de gobierno, propuestas que hasta ahora no aparecen ni son explicitadas por ningún candidato.

miércoles, 2 de abril de 2014

Elecciones Cusco: faltan programas y planes de gobierno


 
Elecciones Cusco: faltan programas

y planes de gobierno

 

Jesús Manya Salas

Tanta es la profundidad de la crisis de los partidos y movimientos regionales en el país y particularmente en Cusco, que en la actualidad a puertas de las elecciones, no se debate ni un programa y tampoco un plan de gobierno, para las elecciones regionales y locales en marcha, todo se ha personalizado y concentrado en las virtudes y defectos del candidato central a partir de los cuales se trabajan las alianzas y candidaturas en las diversas esferas locales y provinciales.

Nadie discute un balance de la región y por tanto tampoco acerca de las perspectivas de la región y la ciudad, no abordan las tendencias y dinámicas económicas y sociales en marcha, los cambios necesarios, los objetivos del período y los compromisos de los partidos y candidatos con la realidad regional y local. 

Esta coyuntura de ausencia de propuestas y planes de gobierno, lejos de ser un escenario óptimo y bueno para que los ciudadanos puedan escoger libremente sus opciones entre varias de las existentes, es un retroceso, un anacronismo propia de la pre modernidad política, una vuelta a las campañas de regalos, dinero y licor, con que los caciques compraban los votos de los electores.

Es un escenario que favorece a los aventureros y oportunistas, que buscan ganar un espacio con la sorpresa y el engaño, tapando y ocultando sus reales posiciones, así como para esconder en algunos casos su acomodamiento de todo pelaje y color.

La prensa responsable, las instituciones académicas y los especialistas, deben obligar a sincerar posiciones a los partidos y sus candidatos, señalando cuál es su punto de vista frente al modelo de crecimiento nacional y regional, transparentar sus prioridades sociales y políticas, la agenda que piensan implementar de ganar las elecciones, los equipos con que piensan gobernar, el lugar del avance o retroceso del proceso descentralista, el marco nacional e internacional respecto al Cusco.

De no plantear las cosas clara y consistentemente, aparecería como que todo está resuelto en la región y la agenda regional se encuentra agotada, con lo cual los partidos y movimientos estarían admitiendo su crisis terminal, por ausencia de ideas y propuestas, considerando que sus liderazgos no tienen un relato nuevo que contar y encantar a la sociedad regional y en particular a los ciudadanos.

Cuando por el contrario en el Cusco, en un escenario de franco desarrollo económico y social, hay muchos problemas que abordar y resolver, temas que deben ser trabajados combinando adecuadamente los proyectos emblemáticos y los problemas de coyuntura como son la inversión productiva, la innovación tecnológica, los servicios básicos, entre otros temas. Acá radica la grandeza y capacidad de organización de un buen candidato, construir un programa y plan de gobierno, el equipo gestor de gobierno, la articulación de la agenda regional y local.

Los partidos y movimientos están a tiempo de ubicarse en el escenario de la disputa programática, como el primer espacio de la lucha electoral, dejar de lado este campo, sería trivializar y farandulizar la política, es decir el recurso de las virtudes y defectos de los candidatos a partir del escándalo y la farándula, escenario óptimo para los cínicos y bribones, se hace necesario adecentar y hacer de la política docencia.

viernes, 28 de marzo de 2014

Los Topos Fujimoristas en el Cusco



Son agentes de la Inteligencia Económica y Política de la dictadura:

Los Topos Fujimoristas en el Cusco

José Henriquez V.

Nunca se supo a ciencia cierta, cómo llego el Negro Paredes a la Gerencia Municipal de Espinar, lo cierto es que estando instalado en su despacho y con todas las comodidades del caso en uno de los mejores y más caros hoteles de la provincia de mineros y ganaderos, empezó a trabajar en lo que él muy bien sabía, el camino había resultado más fácil de lo que pensaba y proyectaba, los combativos K´anas de Espinar, sin saber habían cobijado una verdadera dinamita para sus fines.

Meses después camino a la cárcel de Ica, producto de una oscura captura y derrota de la huelga indefinida que sostenían frente a la mina Xtrata, el muy diligente Oscar Mollohuanca y sus camaradas, tan entrenados en las lides de la conspiración y el trabajo clandestino en su anterior partido el PUM y ahora en el ambientalista Tierra y Libertad, no podían explicarse el papel de un recién llegado a tan alto cargo de responsabilidad, del ahora reconocido y militante fujimorista. Había superado la valla o el cernidor político.

Meses después algunos de los allegados del alcalde, en un tono justificatorio decían que el personaje, había camuflado muy bien sus antecedentes políticos, con una gran aureola de gerente eficiente en varias dependencias de la Municipalidad Provincial del Cusco, Essalud y otras empresas privadas, nublando la frágil vigilancia del alcalde y su círculo cerrado, que estaban preocupados en otros asuntos “más importantes y revolucionarios”.

Otros más tarde, explicarían que fue Edward Yábar, el personero de la gran minería, asesor de la gestión provincial de Chancayauri el alcalde anterior de Espinar, el que abrió subrepticiamente el camino al cargo. Primero, fue escondido en los registros del Programa SERVIR que implementa la PCM y el MEF, institución que destaca a sus entrenados profesionales a las gerencias de los gobiernos regionales y municipales opositores, que cuentan con canon minero y gasífero, desde cuyas instancias tener controlado la supuesta “eficiencia y calidad del gasto” bajo los parámetros de la política económica que controla y maneja el ministro y sus grupos de poder.

Por muchos caminos se llega a Roma y Yauri la capital de Espinar, lo cierto es que el Negro, estaba en el lugar preciso y necesario para el proyecto y por eso tenía el pecho más hinchado que el pavo García Pérez, es cierto que era un redomado fujimorista, “un chino a morir” como se jactaba, desde dichos lazos había llegado a trabajar también en el Ministerio del Interior y afianzado su amistad con el congresista Lucho Wilson del partido aprista a quien visitaba constantemente a su oficina en Lima.

Todos el país conocía, salvo parecer la dirección regional y nacional de Tierra y Libertad, que la Provincia y pueblo de Espinar, era un escenario de alta confrontación en la que estaban en juego diversas alternativas y escenarios económicos, sociales y políticos, cuyo desenlace era una incertidumbre a raíz de la llegada de Oscar Mollohuanca a la Alcaldía Provincial de Espinar, Jorge Acurio del Partido Nacionalista a la Presidencia Regional del Cusco y luego el aluvión electoral por la Gran Transformación de Ollanta Humala. Los más reaccionarios estrategas de la ultra derecha y ambiciosos empresarios, señalaban que el “chavismo” había capturado el Cusco, un peligro que debía ser conjurado adecuada y oportunamente.


En Lima desde meses atrás habían constituido un gabinete de trabajo especial, entre los representantes de los grupos mineros y gasíferos con intereses en Cusco y Espinar, delegados del Consejo de Ministros comisionados por Oscar Valdez, quienes trabajaron una estrategia para ahogar las demandas de Espinar y arrinconar al nacionalismo en el gobierno regional. En esa estrategia el accionar y papel de los “topos” como agentes infiltrados en las gestiones en conflicto era vital.

Espinar fue el primer campo de entrenamiento y aplicación de esta estrategia, la huelga indefinida que paralizaba Espinar en la defensa de sus derechos sociales y ambientales estaba en plena marcha y cumbre, preparaban también una respuesta al Proyecto Majes II que se pretendía imponer trasvasando las Aguas de la Cuenca del Apurímac, para beneficiar a otros monopolios hidroeléctricos.

Si bien es cierto que el peso de las acciones la llevan adelanta las organizaciones sociales a través del Frente de Defensa de los Intereses de Espinar, la municipalidad provincial juega un papel de apoyo y respaldo, desde el inicio de la huelga indefinida se percibía que había fuga de informaciones hacia la policía y la PCM en Lima, muchas actividades fueron bloqueadas preventivamente por la policía que se adelantaba a los hechos, comprometiendo a los huelguistas con supuestas acciones violentistas con la intención de quebrar la huelga; a tal punto que los dirigentes y el alcalde tuvieron que pasar a la clandestinidad, por las órdenes de captura que se emitían desde el Ministerio Público y el Poder Judicial. El punto de quiebre llegó con la captura de Oscar Mollohuanca en las instalaciones de la Municipalidad, cuando se aprestaba a reunirse con el Presidente Regional Jorge Acurio, alguien desde adentro había soplado la información y la dotación policial se presentó inmediatamente. El topo estaba cumpliendo sus funciones con mucha eficiencia.

La prisión del Alcalde de Espinar fue aprovechado por el gerente para implementar un golpe de estado contra dicha autoridad, comprometiendo a una fracción de regidores encabezada por la primera regidora, que ocupaba interinamente la alcaldía, para vacar a Mollohuanca con una serie de argumentos y fundamentos, que no logró ser materializado por la resistencia de los regidores y funcionarios del municipio, que empezaron a dudar del gerente municipal y finalmente ser descubierto en todas sus intenciones.

El gerente no sólo se dedicó a promover la vacancia del alcalde, también desarrollo manejos nada transparentes en la administración, como es la compra de dos compactadoras de basura que fue adquirida como si fueran nuevas cuando en realidad era de segundo uso, proceso penal que se encuentra curiosamente congelado hace muchos años en el poder judicial de Espinar; luego se descubrieron la vida licenciosa que disfrutaba el mencionado funcionario en los mejores hoteles de la provincia y Lima. El negro no había olvidado sus malas costumbres, por lo que fue desaforado de otras instituciones, por su comportamiento cuestionable y oscuro que se conocería después de algunas investigaciones periodísticas.

En las autoridades de Espinar, hay clara conciencia de que la llegada de Juan Carlos Paredes Concha a la municipalidad no fue casual, fue parte de un operativo de inteligencia privada y pública en las que convergieron intereses económicos de las empresas que operan en la zona y por otro lado el interés político de los sectores fujimoristas que siguen actuando en el escenario nacional. El objetivo era hacer abortar la demanda de Espinar, quebrar o bloquear la actividad del Alcalde Provincial por la vía del sabotaje de su gestión o su vacancia.

Conseguida la libertad de Oscar Mollohuanca, permitió colocar las cosas en su lugar, Paredes Concha fue destituido por petición expresa del Frente de Defensa, aun así el funcionario pretendió quedarse por la vía de una queja laboral durante unos meses.

Días después de su experiencia en Espinar, se sumó al equipo que trabajaba por la destitución de Jorge Acurio del Gobierno Regional, reencontrándose con sus anteriores promotores que habían priorizado el caso del Cusco, por decisión de los intereses económicos y políticos a quien sirven.


martes, 18 de marzo de 2014

Encuestas de Educación en Cusco: marchas y contramarchas


Encuestas del Ministerio de Educación:

Educación en Cusco: marchas y contramarchas

 Jesús Manya Salas

 
Los encargados regionales Rene Concha, Paredes Concha y Edgar Ochoa, nuevos gestores del Gobierno Regional del Cusco, en sus diversas intervenciones para legitimar su presencia, dispararon acusaciones de grueso calibre contra la anterior gestión, señalando que junto con el supuesto “quiebre económico, no había ningún resultado positivo en nada”, ahora con la publicación de la Encuesta Censual en Comprensión Lectora y Matemáticas 2013, que publica el Ministerio de Educación, tienen que aceptar otra verdad, que rectifica sus apreciaciones en el tema educativo, así como abre un reto en particular a Edgar Ochoa, quien en los años anteriores desde su cargo en una ONG fue uno de los más críticos a los resultados, ahora desde la DREC en que está ubicado tiene que demostrar lo que demandaba meses atrás.

Es cierto que no estamos en el mejor de los mundos o el país, sin embargo en términos globales regionales del 2010 al 2013, hay una tendencia de crecimiento en las Encuestas Regionales del Cusco, en cuanto a Comprensión Lectora y Matemáticas, un esfuerzo que corresponde a todos los docentes y autoridades del sector; se supera el bache del 2012 que genero un bajón producto de la falta de datos de Canchis y Canas que afectaron el promedio. En algunas provincias hay avances significativos, en otros el crecimiento todavía es insuficiente en particular algunas provincias como La Convención que contando con tantos recursos del canon, su crecimiento sea muy mínimo en comparación a Espinar otra provincia con canon, que ha mantenido un crecimiento mayor, como se pueden observar en los cuadros siguientes.

Los diversos cuadros comparativos del 2010 – 2013 que publica el Ministerio de Educación, en Comprensión Lectora señalan que se ha recuperado una tendencia de desarrollo positivo, alcanzando en términos globales un 25.5%, superando el 21.50% bache del 2012 que tuvo en bajón por la falta de datos en Canas y Canchis, el crecimiento el 2013 ha retomado resultados importantes en particular en las provincias del Cusco con el 41.8%, Urubamba con 28.60%, Espinar 28.10% entre los más destacados, así mismo existe un estancamiento en Paucartambo, Canas y Acomayo, que requieren una mayor atención. Esta diferencia entre unas y otras provincias, tiene que ser abordado con mayor iniciativa y seguimiento, porque abre una brecha diferencial preocupante. Sin embargo el caso de la Provincia de La Convención debe ser más relevante, porque siendo el territorio con mayores recursos económicos, sus resultados no son nada halagadores porque ocupan un sexto lugar con un 14.30%.
 

En cuanto a las estadísticas del Ministerio de Educción en Comprensión Matemática, la tendencia de recuperación y desarrollo también es notoria, de un bajón al 8.90% del año 2012, en el presente año se alcanza al 14.50% en términos globales, volviendo a destacar la Provincia del Cusco con un 24.50%, Espinar con 22.40% y Urubamba con 18.50%, Canas, Acomayo y Paucartambo vuelven a un desarrollo muy precario respecto a las necesidades, La Convención en este caso ocupa el décimo lugar con 6.30% de Comprensión Lectora, es decir apenas seis escolares de cada cien, comprenden la enseñanza de las matemáticas.
 
 
Esta fotografía educativa del momento, es cierto que grafica un avance y tendencia hacia adelante, sin embargo es preciso fortalecer decisiones con políticas educativas regionales concertadas; priorizar las urgencias en algunas de las provincias como Canas, Paucartambo y Acomayo que son justamente parte del cordón de mayor pobreza, así como también es hora de una mayor reflexión con el caso de La Convención, que pese a tener las mayores oportunidades y recursos, no tenga una velocidad y calidad de la educación que corresponde con este caso.

domingo, 9 de marzo de 2014

FRENTE PROGRESISTA, construir una mayoría social y política en el Cusco


FRENTE PROGRESISTA, construir una mayoría
social y política.

Jesús Manya Salas

Las elecciones regionales y municipales en el caso del Cusco, ha ingresado en un escenario de incertidumbre, por el retiro de candidaturas potenciales que marcaban cierta tendencia ganadora; Acurio, Flores y San Román de confirmarse sus apartamientos, abren curso a una campaña electoral del segundo pelotón de candidaturas, que pasan de ser simples animadores a tener una mayor expectativa y posibilidad.

Esta singular coyuntura obliga a dichos candidatos, a cambiar algunas estrategias de campaña y acelerar otros procesos. El primero de ellos es pasar de la simple animación electoral a concebir que pueden ganar las elecciones, este deseo que es parte del ámbito subjetivo debe pasar a ser un objetivo, lo que significa que los candidatos y sus agrupaciones requieren retomar la iniciativa y acción política en grande, lo que obliga a repensar y disponer recursos humanos y materiales necesarios.

El otro ámbito de la iniciativa pasa por la construcción de un amplia alianza o coalición electoral, que haga viable y perceptible una candidatura ganadora, un equipo y un buen plan de gobierno, para garantizar una gobernabilidad y estabilidad política que requiere el Cusco para los próximos años, para así evitar saltos al vacío o la captura del gobierno por parte de algunos aventureros.

Considerando que la mayoría de los partidos nacionales tienen escaso interés de participar en el proceso regional y municipal, se abren nuevos abanicos y perspectivas para una coalición o alianza regional. Este es el reto que por ejemplo debieran asumir los movimientos y partidos progresistas y democráticos que actúan y trabajan en el Cusco.

Si,Apu, Tierra y Libertad, Somos Perú, Acción Popular, Autogobierno Ayllu,FIA, Tawantinsuyo, Fuerza Social, PS, PC participan en solitario, sus probabilidades ganadoras disminuyen, porque fragmentan y dividen una votación que tiene el mismo espacio progresista, perdiendo una ocasión que no se volverá a repetir en otras elecciones.

Muy distinto y particularmente atractivo para las grandes mayorías regionales que reclaman cambios sustanciales, postergados por los partidos centralistas, sería la constitución de un espacio centro izquierda o frente progresista entre todas estas agrupaciones y la representación social regional.

En la mayoría de las encuestas realizadas entre los ciudadanos del Cusco en los últimos meses, fuera de los proyectos emblemáticos las demandas centrales de las poblaciones son: mejores oportunidades para el desarrollo personal y familiar, seguridad ciudadana, lucha contra la corrupción y solución de los servicios básicos.

Estos datos refleja que en la sociedad regional, hay una sensación de que existen recursos y desarrollo económico, que lo que falta es una mejor redistribución y administración desde las esferas del gobierno local y regional. Por consiguiente el electorado espera que su próximo gobierno regional, cumpla con la conclusión de las obras emblemáticas como el gasoducto, el aeropuerto, hospitales e infraestructura, así como sea una gestión eficiente y honrada.

Es posible y una necesidad la alianza o frente progresista, porque requieren complementarse mutuamente entre ellos. Apu tiene presencia en Urubamba y Quispicanchi, Somos Perú o FIA en La Convención, Ayllu en Paucartambo y Chumbivilcas, Tierra y Libertad en Anta y Espinar, el nacionalismo en Paruro y Acomayo, otros en Canas y Anta, AP y PC son partidos básicamente citadinos y sociales con presencia en Cusco y algunas provincias. Como se puede observar todos se complementan y ayudan mutuamente, divididos sus presencias son locales o sectoriales.
Hay mecanismos democráticos para definir las candidaturas regionales y locales, estas son las elecciones primarias que legitimarían a todos los precandidatos y sería la mejor demostración de la vocación democrática de dichos partidos, en contraposición a las definiciones por dedo como actúan los partidos de la derecha y el centralismo.

Por otro lado para hacer un buen gobierno requiere de un plan de gobierno objetivo y viable, lejos del maximalismo de los grupos radicales y el continuismo neoliberal de la extrema derecha como el Apra, Solidaridad o el Fujimorismo.

Finalmente garantizar el desarrollo regional, la gobernabilidad y estabilidad política, personalidad para enfrentar la marginalidad del centralismo y el atraso, requiere un sólido bloque o frente, una mayoría política y social, que por otro lado se traduzca en un equipo de gobierno calificado.

La iniciativa ahora está en manos de sus dirigentes y militantes, el Cusco necesita grandeza del progresismo para dicho proyecto.

domingo, 2 de marzo de 2014

La izquierda en América Latina: De la Guerrilla al Gobierno Nacional


 
La izquierda en América Latina:

De la Guerrilla al Gobierno Nacional

 
América Latina camina por la izquierda, social y políticamente, muchos de los gobiernos tienen origen en esta tendencia, pero hay algo más concreto, muchos de los presidentes actualmente electos provienen de movimientos guerrilleros, que se alzaron en armas para recuperar la democracia de los golpes de estado capturados por militares y civiles e implantar dictaduras militares y cívicas según el caso.

Pepe Mujica actual Presidente de la República del Uruguay, perteneció a los Tupamarus y purgo carcelería por sus convicciones, llegando al gobierno con el Frente Amplio; Gustavo Petro alcalde de Bogotá en Colombia, se levantó en armas frente al viejo bipartidismo con el M19 y aspira llegar con una agrupación de Centro Izquierda a cargos mayores; en su juventud Dilma Roussef empuñó también las armas con una organización político-militar frente a la dictadura que oprimía Brasil, conquistando la presidencia con el Partido de los Trabajadores. El actual Vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera fue también uno de los dirigentes históricos del Ejercito Túpac Katarista de Liberación Nacional que empuño armas para luchar por la democracia y la libertad. Del mismo modo que el Frente Sandinista en Nicaragua que restauró la democracia, luego de derrotar a la satrapía de Somoza. En el mismo equipo de la Bachelet de Chile, hay varias personalidades que provienen de grupos guerrilleros que se enfrentaron a Pinochet, en unos casos en el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, entre otros.

El FMLN en el Salvador volverá a gobernar por un segundo período, ahora con Salvador Sánchez por entonces unos de los miembros de la Comandancia General del Frente Farabundo Martí de Liberación, como una forma de confianza que entrega el pueblo salvadoreño a quienes batallaron por recuperar y construir una democracia con justicia social.

Estas personalidades y sus organizaciones a diferencia de Sendero Luminoso, se levantaron en armas frente a terribles dictaduras militares en sus países y recuperar la democracia y la justicia que aspiraban sus pueblos; en cambio Abimael Guzmán y su grupo terrorista dinamitó a la joven democracia en el Perú, recientemente recuperada de la dictadura militar que presidía Morales Bermúdez, a través del histórico Paro Nacional del 19 de julio de 1977. Esta posición antidemocrática fue aprovechada por los grupos ultraderechistas para montar un reforma neoliberal y una cleptocracia presidida por Fujimori, derrotada luego de muchos amos con amplia movilización social.

Por esta coherencia con la democracia es que estos personajes sociales y movimientos de izquierda, fueron reconocidos como mandatarios y autoridades de sus países en sendas y disputadas elecciones; pero legitimados porque estas organizaciones guerrilleras, llegaron al gobierno nacional luego de una exitosa gestión en gobiernos locales, municipales y regionales, en el que desplegaron gobiernos eficientes con horizonte social y democrático, luego del cual accedieron a la Presidencia Nacional en la que gobiernan exitosamente y por cuya razón volvieron y alcanzaron su nueva elección.

Así América Latina camina en su desarrollo y consolidación democrática por la senda de la izquierda, tienen también otros orígenes y experiencias, unos de las canteras guerrilleras y otras desde el talante social democrático como en Chile, Ecuador y Argentina. Todos ellos abren el camino de una etapa política en nuestro continente.

A contra corriente en el Perú, la vieja izquierda pretende alcanzar el gobierno nacional por la vía del subterfugio y el sectarismo; sin haber construido un sólido tejido social como lo han hecho todos o en todo caso demostrar a la población una experiencia exitosa de gestiones en los gobiernos locales, municipales y regionales. A estas alturas se requiere una renovación y transferencia sustancial en la esfera estratégica en la izquierda peruana. Lamentablemente frente a una derecha autoritaria y cavernaria todavía se levanta una izquierda dogmática y sectaria, dos caras de la misma moneda que avergüenzan la política nacional y ante el cual sólo surge la necesidad de una refundación de una izquierda moderna, democrática, descentralista que recoja la agenda del país y del pueblo, construyendo un nuevo relato y una utopía proveniente de la realidad.